Impacto España Noticias Impacto España Noticias

MIRADAS TORTICERAS CONTRA EL GITANISMO

Ahora, el “antigitanismo” podrá ser invocado como delito de odio. ¿Hace bien a los gitanos?

Opinion 10 de junio de 2022 MARIANO GALIÁN TUDELA
gitanos
Gitanos

Tenemos un auténtico arsenal legislativo en torno al mundo de la igualdad, pero mucho menos al de la equidad que es el centro del asunto. La misma Constitución y sus diversas leyes, nacionales y autonómicas, europeas y más allá, se nos vende en tarros de colores variados según para quién vaya dirigido. Todo un esplendor de comercio, como traído por la ruta de la seda excluyendo cualquier tipo de discriminación. 

A este variado manjar, ante este delicado artefacto, como salido del arca de los cuentos de suspense, ha aparecido otra nueva ley, “la Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No Discriminación”, informe aprobado por la Comisión de Igualdad del Congreso, comisión que sin duda alguna le vienen unas dotes dadas desde el Universo con bríos de grandeza. Son conscientes, por lo que vemos, que existe una auténtica saturación de tales leyes “pro igualdad”, ella atestigua que no pretenden tanto reconocer derechos, aunque es difícil, como garantizar las que existen; desean hacer frente, de manera omnicomprensiva, traídas de las cavernas de los dioses, a todas las formas de discriminación, caracterizándose por ser “general” a diferencia de las leyes sectoriales, y, en definitiva, frente a anteriores intentos esta es la reina de lo “integral”.

Tal calificativo, “integral”, ha pasado a ser, se ha convertido en un fetiche adjetivo de la nueva legislación que vuelve al mismo camino, destacando así que no se deja nada en el tintero. Son las diosas del saber, el dios de la creación y las diosas que con sus matasellos te indican la ruta a seguir. Todo un espectáculo de luz, colores y sonidos.

Ante tal aprobación, con los colegas de la izquierda, apareceremos a las puertas del Código Penal para que se añada el “antigitanismo” como forma específica dentro de los delitos de odio. Estamos ante algo paradójico pues en una Ley de Igualdad de Trato se incluya “porque sí” una disposición que implica tratar a un grupo de un modo desigual, como necesitado de una protección especial.

Si no recordamos mal, en el ámbito internacional los delitos del odio no lo son cuando provienen de palabras, sino agravaciones de penas sobre un delito que con anterioridad se ha cometido y aquí, estamos ante un delito de odio cuando la conducta delictiva está movida por determinados prejuicios contra un grupo vulnerable. Odiar, para muchos es una especie de  pecado, pero no es un delito, mientras no exista una acción o incitación a maltratar a una persona por razón de pertenecer a un colectivo específico.

Los grandes problemas de los delitos de odio es por qué proteger a unos grupos y no a otros. Al inicio, se trataba de proteger contra la discriminación basada en motivos como la raza, la etnia, sexo o religión; luego se incluyeron la orientación sexual y la identidad de género; más tarde, factores sociales como la aporofobia o la discapacidad…

Así, las sucesivas ampliaciones de estos delitos suelen proteger a las personas que pertenecen a un “cierto colectivo” y los colectivos con mayor influencia mediática y política son los primeros en obtener un trato especial. Si una persona es insultada por ser un parado de larga duración difícilmente tendrá una base sólida para denunciar un delito de odio, pero si es discriminada por su orientación sexual o identidad de género lo tendrá muy clarito. Si en las palabras sociales se celebra que un torero reciba una cornada, el odio es libre; pero si pones en duda la brecha de género hasta puedes vértelas y desearlas. 

Ahora, el “antigitanismo” podrá ser invocado como delito de odio. ¿Hace bien a los gitanos? Algunos diputados de este origen étnico lo han celebrado como ·gran día” para su pueblo. No hay por qué descartar la alegría. De todos modos, al ser señalados como un grupo distinto dentro de una ley que busca la igualdad de trato, los gitanos ya no aparecen como unos ciudadanos más a los que les basta la protección de la ley común. De algún modo, se supone que es grupo mal visto socialmente. En el fondo, la auténtica inclusión implica no formar parte de una burbuja especial, sino poder ejercer los derechos y deberes de todos.

Aquí, el que suscribe, que no se considera de izquierdas ni de derechas, posiblemente por los tejemanejes que llevan ambos bandos en nuestro país, opina que los llamados de “izquierdas” tienden a ver las desigualdades históricas como resultado de una situación de exclusión social, en la que el grupo vulnerable solo puede ser víctima. Pero las diferencias culturales tienen su aquel. En España, según datos, existen cerca de 800.000 gitanos, y el 95% de los jóvenes romaníes están escolarizados.

Y solo un 4% de ellos, de 17 a 24 años llega a la Universidad (datos del Secretariado Gitano). A fecha de hoy es más que posible que estos jóvenes deban superar algunos prejuicios, empezando por los de parte de su comunidad, que parece ser no apoyar sus aspiraciones, ajenas al modo de vida tradicional.

Estamos ante un hecho muy decisivo sobre el “antigitanismo”, donde en 2020 se pusieron 1401 denuncias por delito de odio, de las cuales 22 por “antigitanismo” (denuncias, no condenas). No da la impresión que los gitanos estén sometidos a grandes persecuciones, cosa que al mundo cristiano casi se las dan a diario pero, en esta ocasión, desde las altas instituciones. 

Me pregunto ¿cuál será el próximo grupo expuesto a formas de intolerancia y necesitado de una fuerte protección en el marco de estos delitos? A medida que sumamos colectivos vulnerables cada vez es más difícil encontrar alguno nuevo y, al final, solo nos quedarán los banqueros y los ricos que pagan pocos impuestos, expuestos a la intemperie del odio social. 

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

IMG-20220703-WA0030

AIR FORCE ONE, LA BESTIA Y EL FALCON

RAMON GALINDO
Opinion 03 de julio de 2022

 Las que tampoco pagan gasolina son la Montero y su chupipandi con Isa Serra que aunque con antecedentes penales se les ha colado a los de inmigración, Ángela Rodríguez and company,  a defender el asesinato de los niños en los vientres de sus madres, que se han ido en el Falcon a Nueva York pagándoles nosotros el combustible

Lo más visto

IMG-20220703-WA0030

AIR FORCE ONE, LA BESTIA Y EL FALCON

RAMON GALINDO
Opinion 03 de julio de 2022

 Las que tampoco pagan gasolina son la Montero y su chupipandi con Isa Serra que aunque con antecedentes penales se les ha colado a los de inmigración, Ángela Rodríguez and company,  a defender el asesinato de los niños en los vientres de sus madres, que se han ido en el Falcon a Nueva York pagándoles nosotros el combustible

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN