content="aHR0cHM6Ly9pbXBhY3RvZXNwYW5hbm90aWNpYXMuY29t" />

Impacto España Noticias Impacto España Noticias

Discurso del representante de Rusia, Serguéi Leonídchenko, en la reunión extraoficial del Consejo de Seguridad de la ONU

“La guerra no provocada, injustificada y agresiva a elección” de la coalición occidental, encabezada por EE.UU, contra Iraq conllevó no solo la destrucción de la infraestructura y numerosas víctimas entre la población civil

Internacional 17 de julio de 2022 Cancillería de Rusia
fbfeb343c4d105a3e7d0e
Serguéi Leonídchenko

Hoy ya hemos oído un millón tradicional de noticias falsas, ahora vamos a prestar atención a los hechos.

Primero hecho: la UNESCO ha confirmado que ningún sitio en Ucrania, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial, no fue perjudicado en el curso de la operación militar especial rusa. Las coordenadas de tales lugares habían sido proporcionadas con antelación a las FF.AA. rusas que toman todas las precauciones necesarias al planear actividades militares.

Segundo hecho: en lo que se refiere a otros sitios, es precisamente el Ministerio de Defensa de Ucrania que se niega a facilitar a la UNESCO garantías escritas de que los mismos sitios y sus alrededores no serán usados con fines militares. Estas garantías son una condición jurídica necesaria para brindar protección reforzada a esos objetos. Sin embargo, no es sorprendente la negada de los militares ucranianos, teniendo en cuenta lo que crece el número de evidencias de que las posiciones militares se despliegan dentro o cerca de sitios, dedicados a la religión, educación, artes, ciencia e historia, violando la legislación humanitaria internacional. En general, el uso de lugares civiles, incluidas escuelas y guarderías, para fines militares, y los civiles como “escudos humanos” es una táctica habitual de los militares ucranianos y los neonazis.

Tercer hecho: enviamos regularmente a la Secretaría de la UNESCO informes detallados sobre los ataques de las FF.AA. ucranianas contra lugares culturales e históricos y religiosos: teatros, instalaciones religiosas, monasterios. Solamente en la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk destruyeron 63 objetos de ese tipo. Ahora, siguen eliminando objetos civiles y culturales usando las armas suministradas por Occidente. Las declaraciones de EE.UU y sus aliados sobre su asistencia a millones de dólares en la preservación del patrimonio cultural parecen hipócritas en comparación con miles de millones de dólares que asignan para suministrar las armas.

Nosotros también disponemos de la información sobre la guerra real que había desatado Ucrania contra los sitios culturales y la cultura rusa en su conjunto mucho antes del inicio de nuestra operación militar especial. Demolición de los monumentos a los escritores, poetas y músicos rusos, así como a los héroes de la II Guerra Mundial, cambio de denominación de las calles intituladas en su honor, expropiación y destrucción de manuales escolares, libros de texto del idioma ruso y la literatura rusa en general. Todo eso priva a una parte significativa de los ucranianos de los derechos humanos fundamentales. El régimen kievita neonazi quiere literalmente “reprogramar” a las personas y hacerlas olvidar quienes son.

Cuarto hecho: ninguna información que hemos proporcionado en cuanto a tales acciones abominables de los dirigentes ucranianos no encaja en los informes de la Secretaría de la UNESCO. Prefiere seguir contando relatos unilaterales mentirosos que se basan solamente en los datos de Ucrania.

Quinto hecho: la Secretaría de la UNESCO no verifica los datos de Kiev a nivel local. La única visita superficial que han realizado tuvo lugar solo hace varios días antes de la reunión de hoy y solo para crear un fondo mediático adecuado. Hablamos de los medios porque los dichos funcionarios solo grabaron con la cámara sobre la marcha que echaron un vistazo a unos sitios culturales de Kiev y Leópolis. Podemos llamarlo varias cosas, pero definitivamente no verificación.

Sexto hecho: la verificación es clave, porque Ucrania multiplica noticias falsas 24 horas al día, siete días a la semana, y no le moleste usar sitios culturales para hacerlo. Les daré solo unos ejemplos notorios. Los militares ucranianos y los batallones neonazis prendieron fuego a la iglesia de la Laura de Sviatogorsk solo para acusar Rusia (un reporte detallado de ese caso fue enviado a la UNESCO). Un acto abominable más fue la detonación del teatro de Mariúpol que los neonazis del batallón “Azov” llevaron a cabo con civiles adentro. El único objetivo fue presentarlo como un “bombardeo ruso” e inventar una noticia falsa llamativa en vísperas de otra sesión del Consejo de Seguridad sobre Ucrania para que el régimen kievita pudiera solicitar más armas. Los civiles que sobrevivieron aquel acto bárbaro prestan testimonio, por eso, todos los neonazis responsables responderán por sus delitos.

Eso nos lleva a una pregunta curiosa: ¿cuál es el objetivo de nuestra reunión de hoy? Nuestros colegas del Consejo albaneses no escatiman esfuerzos para contar relatos nuevos sobre las presuntas violaciones de Rusia en Ucrania. Las acusaciones contra nuestro país de la destrucción presuntamente sistemática de los valores culturales ucranianos, su saqueo y venda no resisten ninguna crítica ni comprobación. Incluso la representante del gobierno ucraniano ha hablado hoy – trataré de citarla correctamente – sobre varios casos que pueden considerarse como casos de ataques directos. ¿Cómo se puede deducir de eso una tesis de la destrucción sistemática? Es puro engaño.

Albania es un partidario ferviente de la independencia de Kosovo. Al mismo tiempo, Kosovo puede considerarse como un buen ejemplo de la destrucción realmente sistemática de la propiedad cultural, guiada por los principios étnicos. Casi 100 sitios culturales y religiosos serbios fueron demolidos o seriamente dañados. Varios fueron perjudicados por los bombardeos de la OTAN. Pero otros fueron quemados hasta los cimientos, detonados o desmantelados por el llamado “Ejército de Liberación de Kosovo”. Es lo que se llama la destrucción sistemática y deliberada de los valores culturales. ¿Cómo el apoyo albanés de Kosovo se correlaciona con esos hechos bien documentados? ¿O aquí tenemos otro caso de la ceguera selectiva?

En términos más generales, cuando miro a los países que organizan el evento de hoy, así como varios de sus partidarios más firmes, empiezo a entender mejor por qué en el inglés apareció la frase “more Catholic than the Pope” (ser más papista que el Papa). Examinemos sus propias acciones en defensa de valores culturales.

Ucrania. No nos bastará una sola reunión para describir todas las acciones odiosas del régimen kievita neonazi dirigidas a la eliminación de todo lo ruso en la sociedad para convertir el país vecino en un elemento agresivo llamado “Anti-Rusia”. Se trata no solo de los ataques contra el idioma, la historia, cultura y educación rusos. Es un intento patético de ucranizar forzosamente a una gran parte de la población, privar a la gente no solo de sus derechos básicos, sino también su identidad.

Solo los neonazis son capaces de tratar a sus ciudadanos así. El 11 de julio, comenzamos a hablar sobre las ideas y la ideología neonazis que se hicieron una parte inseparable del sistema estatal ucraniana actual. Y seguiremos haciéndolo. Nuestros colegas occidentales nos fascinan con milagros de la ceguera selectiva cada vez que Vladímir Zelenski publica fotografías de un nuevo “héroe” ucraniano cubierto de esvásticas. No podemos permitirnos el lujo de la misma ceguera selectiva. Sabemos demasiado bien el terror que pueden traernos el nazismo, el fascismo y sus formas contemporáneas. Tenemos tolerancia cero hacia estas ideologías. Nos obliga a tenerla el número terrible de las personas, o sea, 27 millones, fallecidos en la II Guerra Mundial.

EE.UU. “La guerra no provocada, injustificada y agresiva a elección” de la coalición occidental, encabezada por EE.UU, contra Iraq conllevó no solo la destrucción de la infraestructura y numerosas víctimas entre la población civil, sino también la pérdida de una gran parte de su precioso patrimonio cultural. Las ciudades como Mosul fueron simplemente borradas de la faz de la Tierra, las instalaciones culturales y religiosas fueron convertidas en ruinas. Decenas de miles de artefactos valiosos fueron saqueados y trasladados en colecciones privadas en los países occidentales. Solo en 2021, Iraq logró devolver unas 18 mil piezas.

La mayoría de ellas fueron devueltas de EE.UU y Gran Bretaña, los Países Bajos, Italia y Japón. Solo podemos adivinar cuántas más piezas se encuentran en las colecciones de la minoría exclusiva. La misma situación se repitió en Siria, cuando EE.UU y sus aliados de la OTAN llevaron a cabo los bombardeos en alfombra contra las ciudades como Al Raqa. No mostraron misericordia hacia lugares culturales ni religiosos. Destruyeron todos.

El Reino Unido. Gran Bretaña participó en todas las aventuras bélicas de la OTAN al igual que EE.UU y contribuyó a la eliminación de objetos civiles, incluidos los culturales, en el curso de guerras agresivas que libró aquella “alianza de una índole exclusivamente defensiva”. Sin embargo, así que hemos empezado a hablar hoy sobre el saqueo de valores culturales, quisiera referirme a este mismo aspecto. Nuestros colegas británicos poseen probablemente la colección más grande de artefactos, robados de los países en desarrollo durante sus conquistas coloniales y neocoloniales.

Los que han visitado el Museo Británico, me entienden. En la página web de este museo hay piezas sacadas ilegalmente de las ex colonias que se llaman con vergüenza “disputadas”, porque los países de su origen dedican mayores esfuerzos a devolverlas. Por desgracia, todavía sin resultados. Pero este museo es solo la punta del iceberg. ¿Cuántas obras más están en las colecciones privadas de los ricos y famosos? ¿Y qué posibilidades tienen los países interesados para lograr su retorno?

Por fin, Polonia. Este país es un verdadero campeón cuando se trata de la guerra contra monumentos, sepulcros y los muertos. Vergonzosa es la campaña que lanzaron los dirigentes polacos rusofóbicos para reescribir la historia y borrar de la memoria de la gente el heroísmo de los numerosos militares soviéticos que habían sacrificado sus vidas para liberar Polonia de los nazis. Y practican esa campaña de la manera más vergonzosa, es decir, desmantelan los monumentos a los muertos y desentierran los restos de los héroes que habían luchado con dedicación y habían muerto en el extranjero a favor de la victoria sobre el nazismo. Ya sacrificaron sus vidas para que ustedes tuvieran su futuro – que les dejen descansar en paz.

No voy a aburrirles con la estadística, es monstruosa. En vez de eso les contaré la historia de mi familia. El tío de mi madre, Nikolái Barbukov, se adhirió a la lucha contra los fascistas desde el primer día de la guerra, cuando tenía solo 19 años. Un sinnúmero de días luchaba en la unidad de inteligencia. Fue condecorado por su valentía con una medalla, pero nunca no pudo obtenerla, porque murió en una batalla solo unos meses antes del Día de la Victoria.

Fue enterrado con sus camaradas cerca de un pueblo polaco que habían liberado, allí fue establecido un monumento modesto con los nombres de los héroes soviéticos. Los polacos de aquel pueblo incluso enviaron regalos a la madre de Nikolái como agradecimiento. Al menos hasta que desmantelaron el monumento, desenterraron los cuerpos y los volvieron a enterrar en una fosa común sin placas con nombres. Todo eso sucedió en el marco de la amplia campaña de los dirigentes polacos rusófobos, diseñada para borrar todas las hazañas heroicas de los militares soviéticos de la historia de su país.

Lo que están haciendo es sacrilegio, es un delito contra la verdad y la memoria de los héroes fallecidos. Pero estos intentos están destinados a fracasar. La memoria de los militares será guardada por sus familias, como la mía. Es que es poco probable que en nuestro país haya una familia que no perdió a sus parientes en la guerra o no fue perjudicada por la plaga nazi. Además, la memoria de los héroes soviéticos seguirá guardándose en familias polacas, como las de aquello pueblo.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

TEAMING, DONA UN EURO AL MES

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN