Impacto España Noticias Impacto España Noticias

  LOS MILLONARIOS DEL MAR MENOR

Los millones que llegan etiquetados para el Mar Menor, que después tenemos que devolver a Europa y, en adelante también a la nueva, poderosa y salvadora Otan, en forma directa del presupuesto nacional español

Opinion 26 de julio de 2022 Juan Eladio Palmis
descargar (1)
Mar Menor

  Suelen ser, en relación a los títulos logrados en universidades católicas de pago de papá, o de mamá empleándose a fondo, abogados. O bien licenciados en cualquier disciplina de la que solamente saben de ella lo que se refleja en su título.

Después, el paso siguiente, solo tiene dos caminos a seguir. El primero de ellos es obtener en la capital de la cortijá murciana, un puesto aburrido en una mesa de una dependencia política, que lo único que tiene de bueno es la transferencia de fin de mes de lo que se denomina sueldo, nunca por nunca jornal, que tal asunto es cosa del rojerío que trabaja.

Una vez que se tienen las alubias seguras (en su caso con chorizo), el paso siguiente es iniciar el camino político, bien por la vía de apuntarse al opus-pus, a los panchitos, o ser amigo y amiguete de los que, pringados hasta las cejas, no pueden marcharse de los partidos políticos, salvo, cuando venga destinado a la cortijá murciana algún juez que se le hinchen los cojones de ver tanto fango y corrupción a plena luz del día, y los impute por ladrones hasta que prescriba el caso.

Dentro de un baile de millones de euros, que tal y como hacen referencia de ellos desde los medios de comunicación, parecen ser como “abercoques” de una buena cosecha que cabe el peligro que se caigan al suelo, o los millones se pierdan en esa Europa misteriosa, en la que hoy por hoy, el amasijo yanqui-vaticano hacen con ella lo que le salen de los cojones, se ponen en marcha papeles y papeleos de apariencia, a los que al final de firmas y cajetines de registro, se trincan unos milloncejos en comandita de un grupo selecto, a repartir según veces que se lleve corbata los días de calor en Murcia, o bien las veces que se haya ido a la peluquería a que le quitan cualquier asomo de canas.

Y así, con muy escasas variaciones, se han completado unas bandas, unas mafias, hasta con apariencia de ser respetables, que, como es de suponer, no se van a bajar de la burra de dinero más que fácil y en cantidades de montaña fabulosa, porque alguien diga que es una inmoralidad; sino que tal desmonte de la burra hay que hacerlo como bien sabemos hacer los españoles cuando nos da la gana desmontar los emboscados, porque, caso actual, nos tocan ya mucho los cojones.

Los millones que llegan etiquetados para el Mar Menor, que después tenemos que devolver a Europa y, en adelante también a la nueva, poderosa y salvadora Otan, en forma directa del presupuesto nacional español, o bajo la fórmula del denominado Iva, son unas cifras fabulosas de euros que en la capital de la cortijá murciana, en sus abundantes despachos, saben darle el destino oportuno al momento, evitando a toda costa que algún gilipolla diga, o se ponga en marcha por ley de verdad que castigue al responsable, que lo que necesita el Mar Menor es el VERTIDO CERO de caudales contaminadores.

El Mar Menor acorde con la España vaciada, es algo que se lo debemos a los partidos políticos, en el caso particular a unos más y a otros menos; pero a todos; aunque por encima de todos ellos y donde más han abundado y siguen apareciendo y abundando los millonarios de tapadillo es en gente militante en el pepé, o en la derechona, de los que van a misa siempre que los vean.

Pero, aunque ahora esté olvidado y no se tenga en cuenta alguna, porque a todos los efectos entre ellos existe la creencia de que los bancos de los paraísos fiscales son gentes honradas, y si faltan los evasores porque se les hayan acabado las pilas, todo va a ir a parar a sus viudas o viudos por iniciativa bancaria paradisiaca y parasitaria de las sociedades, están cometiendo el mismo error de creer que tanto libertinaje, tanta sinvergonzonería a cielo abierto no va a tener su acabo correspondiente.

Decía el poeta que cuando llega la inundación, lo primero que rueda son los ídolos y los altares. Y como al mundo le sobran bárbaros, a nosotros los cortijeros murcianos nos están sobrando unos ciento veinte mil chupópteros.

Salud y Felicidad sin Otan.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

TEAMING, DONA UN EURO AL MES

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN