content="aHR0cHM6Ly9pbXBhY3RvZXNwYW5hbm90aWNpYXMuY29t" />

Impacto España Noticias Impacto España Noticias

Podemos y su falso “feminismo”: emplea a más hombres que mujeres y abusa de los contratos basura

El último informe publicado por la agrupación revela que contrataron más personal masculino que femenino, y a esto se suma otro detalle que los deja todavía peor parados ante el progresismo que los vota: el 76% de su personal cobra contratos precarios, los famosos “contratos basura”

Nacional 16 de agosto de 2022 Hernán Martín
OIP (2)
Podemos y su falso “feminismo”

“Haz lo que yo digo y no lo que yo hago” es una frase perfecta para sintetizar la doble moral de Podemos tras conocerse un hecho que muestra la hipocresía de un partido que exige, desde hace años, contrataciones paritarias entre hombres y mujeres (50% y 50%), pero no duda en violar sus propios principios cuando le conviene.

El último informe publicado por la agrupación revela que contrataron más personal masculino que femenino, y a esto se suma otro detalle que los deja todavía peor parados ante el progresismo que los vota: el 76% de su personal cobra contratos precarios, los famosos “contratos basura”.

         Estos datos acaban de conocerse gracias al informe de transparencia que se vio obligado a publicar el partido de Ione Bellarra. 

Según su última rendición pública de cuentas, la agrupación cuenta con 251 empleados, de los cuales 137 son hombres y 114 mujeres, lo que supone un 54 % de varones y un 46 % de mujeres.

¿Dónde está la paridad tan pedida? ¿El famoso 50 y 50?

         La ironía es que, en la misma página web donde aparece esta información, la agrupación publicó el siguiente texto: “Podemos exige paridad en todas las instituciones del Estado y financiadas con dinero público. La propuesta requiere modificar la Ley orgánica 3/2007 de igualdad entre mujeres y hombres para pasar del puro fomentar y recomendar a exigir. Es decir, cumplir la ley, una ley que se parece a la España que ya somos”. 

         ¿No se dieron cuenta del detalle o se sienten tan poderosos que no les importa contradecirse a la vista de todos?

 De mal en peor

 Aunque prometió cambiar las cosas, este es el octavo año consecutivo que los morados contratan más hombres que mujeres: en el 2020, el partido tenía un 53% de empleados varones y un 47% de empleadas mujeres; en el 2019, había 53,7% empleados varones y 46,2% empleadas mujeres; y la tendencia se repite así, año tras año, hasta llegar al 2015.

 Muchos hombres, pocas mujeres y todos mal pagados.

 El abuso de los contratos basura es otro gravísimo problema que debe resolver la agrupación: en su plantilla del 2021, de 260 empleados solo 60 tenían contrato estable; y en el 2020 la agrupación eliminó el 17% de sus empleados fijos, dejando al 62% de su personal en la categoría de temporal.

La paradoja es que, mientras los líderes de Podemos encabezan ruidosas manifestaciones exigiendo reivindicaciones laborales, en la práctica hacen exactamente lo contrario a lo que reclaman.

El año pasado, por citar un ejemplo muy reciente, Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social, renovó los contratos temporales de 1500 trabajadores del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). 

Lo irónico es que la misma funcionaria que les impide acceder a un puesto seguro a sus empleados ataca a la oposición por fomentar la precariedad laboral: “Aporten una idea, al menos una, que no se traduzca en precariedad”.

La ministra además parece ignorar que su partido tiene más hombres que mujeres en su plantilla y la mayoría de ellos con contratos temporales.

 El fin justifica los medios

 Un caso muy reciente sirve para demostrar la doble moral de Podemos: la agrupación echó, a fines del 2021, a dos trabajadoras temporales en Asturias un día antes de que entrara en vigor la reforma laboral encabezada por la propia Yolanda Díaz. 

Las empleadas despedidas habían exigido que se adaptara su situación a la nueva normativa legal para que pudieran pasar a ser trabajadoras fijas, por ese motivo, supuestamente, la agrupación morada decidió despedirlas sin contemplaciones.

Personas que trabajan para el partido y vivieron la situación muy de cerca denunciaron la doble moral de una agrupación que dice una cosa y hace otra: “Difícilmente se pueden defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras, cuando internamente se despide a dos trabajadoras de su plantilla sin preaviso, en plena Navidad, en un momento duro de la pandemia y aplicando la legislación laboral del PP”.

Tal vez todo se deba a una confusión ideológica: para que su teoría y su práctica coincidan, Podemos debería redefinirse como un partido marxista, después de todo, como acabamos de demostrar, siguen al pie de la letra la gran enseñanza del maestro Groucho Marx: “Estos son mis principios, pero si no les gustan, tengo otros”.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

TEAMING, DONA UN EURO AL MES

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN