content="aHR0cHM6Ly9pbXBhY3RvZXNwYW5hbm90aWNpYXMuY29t" />

Impacto España Noticias Impacto España Noticias

Crecen las colas del hambre en España: números aterradores, testimonios desgarradores ocultados por los medios

España necesita un sistema de protección social coordinado y bien financiado que garantice que las personas que necesitan ese apoyo puedan vivir con dignidad, que se protejan sus derechos

Nacional 27 de agosto de 2022 Hernán Martín
OIP
Colas del Hambre

Según un estudio realizado por la Universidad de Barcelona, 6 millones de personas tuvieron problemas el mes pasado para llevar comida a su mesa, pero la situación puede empeorar todavía más si no se toman las medidas adecuadas con la rapidez requerida.

El economista Antoni Cunyat advierte: “El incremento generalizado de los precios puede hacer caer de la cuerda floja a los 11 millones de ciudadanos que están en la cuerda floja, a que entren en pobreza. Porque con el mismo salario son más pobres”.

 El demoledor informe de Human Rights Watch.

       La ONG denunció en un durísimo documento la “inhabilidad” de España para resolver las “colas del hambre”: “Los esfuerzos del Gobierno para completar una red de seguridad social inadecuada han ofrecido muy poco, demasiado tarde y a un número muy limitado de personas”.

El informe, con el descriptivo título de “No podemos vivir así: la inhabilidad de España para proteger los derechos en medio del aumento de la pobreza provocada por la pandemia”, pega donde más duele: “Miles siguen dependiendo de la ayuda alimentaria de emergencia, y que los padres se tengan que saltar comidas para que sus hijos no pasen hambre”.

Para realizar su informe, Human Rights Watch entrevistó a decenas de personas que asisten a las colas del hambre, a voluntarios de los bancos de alimentos, a especialistas en el tema y a empleados de la propia Seguridad Social.

Según la ONG, por las restricciones impuestas por el COVID, muchos españoles se quedaron sin ingresos y eso les imposibilitó acceder a los alimentos básicos; a esto se sumaron otros dos graves problemas: el retraso en los pagos de ayudas relacionadas con la pandemia y la lentísima respuesta de Seguridad Social a las solicitudes de asistencia.

Los principales grupos sociales afectados por esta crisis y obligados a depender de las colas del hambre para sobrevivir son:

 1)  Las familias con hijos.

2)  Los jubilados y pensionados.

3)   Los trabajadores de sectores como la hostelería.

4)   Los inmigrantes.

 La ONG remarca, además, que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) otorgado por el Gobierno (entre 451 y 1.015 euros mensuales, según el tamaño de la familia) es “demasiado bajo” para garantizar una alimentación eficiente; y usa el desgarrador testimonio de una de las personas que entrevistó para demostrarlo. 

Ana Belén, una mujer de 42 años que vive con sus dos hijos en Madrid, le contó a Human Rights Watch que la pandemia la obligó a cerrar el bar que manejaba y los 465 euros que recibe por mes del IMV no le alcanzan ni siquiera para pagar el alquiler de 600 euros del pequeño departamento donde vive. 

Sus palabras muestran su desesperación: “No podemos comprar nada. Cada mes comienza con una deuda. No hay nada en la nevera. No puedo expresar con palabras el impacto que eso tiene en mí”.

La doctora Morague-Faus señala que las ayudas “no son suficientes porque uno de los principales problemas es que no se mide, no se estudia cuáles son las necesidades reales, y, por lo tanto, a pesar de los esfuerzos públicos, no se toman las medidas necesarias”.

La ONG confirma estas palabras al remarcar que el gobierno actuó de manera torpe e ineficaz para detener la crisis y señala sus cuatro grandes errores: 

- La lentitud de la burocracia. 

- Las exclusiones arbitrarias.

- Un método de cálculo defectuoso para la comprobación de los medios de vida de los solicitantes.

- El altísimo nivel de rechazo a las solicitudes presentadas.

 Esto puede comprobarse con números: en marzo del 2021, nueve meses después de iniciarse el programa IMV, tres cuartas partes de los solicitantes habían sido rechazados; el paso del tiempo no mejoró la situación: en su segundo año, la ayuda solo llega al 6% de las personas en riesgo de pobreza o exclusión social. 

El investigador Kartik Raj remarca: “Las medidas del Gobierno español para mitigar las aristas del shock financiero que desencadenó la emergencia sanitaria, por muy bien intencionadas que sean, no han evitado el aumento del hambre. España necesita un sistema de protección social coordinado y bien financiado que garantice que las personas que necesitan ese apoyo puedan vivir con dignidad, que se protejan sus derechos y que no tengan que vivir al día. Miles siguen dependiendo de la ayuda alimentaria de emergencia”.

 En la cuna del hambre.

 Conrado Jiménez, presidente de la Fundación Madrina, una de las organizaciones no gubernamentales que más ayuda brinda a las colas del hambre, adelantó que la situación va a empeorar todavía más en los próximos meses: “Los motivos por los que vuelven a crecer las colas del hambre son que se están dejando de pagar los ERTE y muchas personas solo estaban sustentadas con esta ayuda. Por otra parte, la subida de los precios de la energía, los alquileres y el encarecimiento también de la cesta de la compra, hace que sea imposible mantener a una familia con un único sueldo”. 

El hombre confesó que las llamadas a su fundación de personas que necesitan ayuda urgente se han duplicado por los problemas que el mismo gobierno crea: “La Administración entorpece la distribución de alimentos que la sociedad civil organizada entrega a familias vulnerables, a través de los bancos de alimentos o locales. ONG como Fundación Madrina, que distribuyen esos alimentos, han pasado de reducir tres entregas a dos, es decir un 34% menos que el anterior 2021. Mientras, las colas del hambre se han incrementado en un 100% de familias vulnerables de un año respecto a otro”.

El hombre confesó: “Las trabas administrativas que cada vez encuentran más ONG de reparto de alimentos están a la orden del día, por lo que Fundación Madrina solicita que el Gobierno eleve y aumente al doble las entregas de alimentos anuales procedentes del FEGA, hasta cuatro anuales, que se eliminen barreras burocráticas y que facilite el trabajo de estas entidades”.

Jiménez cerró su descargo con una advertencia: “Estamos ante una situación económica y social sin precedentes que ha sumado hasta ahora a una de cada cuatro familias hacia una situación vulnerable y de pobreza, debido a varios factores que han convergido: la 'burbuja inmobiliaria' (que genera aumento de alquileres e inmuebles), la 'burbuja energética' (que genera la subida de precios de luz y gas), la 'burbuja de la deuda' (que se está comiendo el ahorro y el patrimonio de muchas familias desde hace meses y años). Ahora también se solapa con la 'burbuja agrícola' (que está generando el aumento del precio de los alimentos que conforman la cesta de la compra más básica)”. 

Una situación así recuerda el poema que Miguel Hernández le dedicó a su hijo, un texto en el que hoy muchos españoles seguramente se ven reflejados: “En la cuna del hambre / Mi niño estaba / Con sangre de cebolla / Se amamantaba”.

  Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

TEAMING, DONA UN EURO AL MES

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN