content="aHR0cHM6Ly9pbXBhY3RvZXNwYW5hbm90aWNpYXMuY29t" />

Impacto España Noticias Impacto España Noticias

La FDA se niega a publicar los informes de autopsias de las víctimas por vacuna COVID

La FDA alegó problemas de privacidad, ignorando la opción de suprimir la información personal

Salud y Bienestar 09 de octubre de 2022 Impacto España Noticias Impacto España Noticias
FDA-Pfizer
FDA

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) se niega a facilitar a la prensa las autopsias de los receptores de la vacuna COVID-19 alegando razones de privacidad, a pesar de que tiene la opción de facilitar copias con la información de identificación personal suprimida.

El Epoch Times informó de que presentó una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA) a la FDA para obtener todos los informes de autopsia relativos a las muertes notificadas al Sistema de Notificación de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS) después de que el fallecido hubiera recibido una inyección de COVID. 

La agencia se negó, citando la ley federal que prohíbe la divulgación de “expedientes personales, médicos y similares cuya divulgación constituya una invasión claramente injustificada de la intimidad personal”, y la normativa que prohíbe la divulgación de “expedientes personales, médicos y similares cuya divulgación constituya una invasión claramente injustificada de la intimidad personal”.

Sin embargo, Kim Witczak, defensora de la seguridad de los medicamentos en el Comité Asesor de Medicamentos Psicofarmacológicos de la FDA, dijo a Epoch que los detalles personales de las autopsias “podrían editarse fácilmente sin que se perdieran los posibles aprendizajes de” sus hallazgos médicos. “Si alguien envía su experiencia al VAERS quiere y espera que la FDA la investigue”, añadió. “Esto incluye los informes de autopsia”.

Epoch dice que ha apelado la negativa de la FDA.

Desde el comienzo de la pandemia en 2020, la falta de transparencia de la burocracia sanitaria federal sobre todo lo relacionado con la COVID ha sido un desafío persistente para quienes esperan dar sentido a las estadísticas y anécdotas en duelo que rodean a las vacunas, y disipar o reivindicar los temores sobre sus riesgos potenciales.

Muchos estadounidenses albergan reservas morales sobre el uso de células fetales abortadas en el desarrollo de las vacunas COVID, así como graves preocupaciones sobre la necesidad y la seguridad de las inyecciones, dada la superioridad de la inmunidad natural, el bajo riesgo de COVID para la mayoría de las personas por lo demás sanas, el fracaso de las vacunas para prevenir la infección, su desarrollo acelerado bajo la iniciativa de la Operación Warp Speed del ex presidente Donald Trump que les da solo una fracción del tiempo de evaluación y desarrollo que las vacunas normalmente toman, la falta de transparencia de sus fabricantes, y la creciente evidencia de efectos adversos graves.

En marzo se descubrió que entre el 1 de enero y el 25 de febrero se notificaron 11.289 casos de pericarditis/miocarditis tras la vacunación con COVID al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) del gobierno estadounidense, lo que ya suponía el 47% de las 24.177 notificaciones de la misma presentadas en todo el año 2021. Un estudio realizado en abril en Israel indica que la infección por COVID no puede explicar por sí sola estos casos, a pesar de que se diga lo contrario.

Los defensores de la vacuna COVID afirman que el VAERS ofrece una visión exagerada de los riesgos potenciales de la vacuna, ya que cualquiera puede presentar un informe sin examinarlo, pero los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. han reconocido una “alta tasa de verificación de los informes de miocarditis al VAERS después de la vacunación con COVID-19 basada en ARNm”, lo que lleva a la conclusión de que “es más probable que haya una subnotificación” que una sobrenotificación.

Además, el VAERS no es la única fuente de datos que indica motivos de preocupación. Los datos de la Base de Datos de Epidemiología Médica de la Defensa (DMED) del Pentágono han sido igualmente alarmantes, mostrando que en 2021 se produjeron picos drásticos en una variedad de diagnósticos de problemas médicos graves con respecto a la media de los cinco años anteriores, incluyendo hipertensión (2.181%) trastornos neurológicos (1.048%), esclerosis múltiple (680%), síndrome de Guillain-Barré (551%), cáncer de mama (487%), infertilidad femenina (472%), embolia pulmonar (468%), migrañas (452%), disfunción ovárica (437%), cáncer testicular (369%) y taquicardia (302%).

El mes pasado, la Sociedad Japonesa de Vacunología publicó un estudio revisado por expertos y realizado por investigadores de Stanford, UCLA y la Universidad de Maryland, en el que se descubrió que el “ensayo de Pfizer presentaba un 36% más de riesgo de acontecimientos adversos graves en el grupo de la vacuna” y el “ensayo de Moderna presentaba un 6% más de riesgo de acontecimientos adversos graves en el grupo de la vacuna”, lo que supone un “16% más de riesgo combinado de acontecimientos adversos graves en los receptores de la vacuna de ARNm”.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN