content="aHR0cHM6Ly9pbXBhY3RvZXNwYW5hbm90aWNpYXMuY29t" />

Impacto España Noticias Impacto España Noticias

«POR ESO, Y POR MUCHO MÁS…»

“Cuanto más corrupto es el Estado, más numerosas son las leyes”

Opinion 07 de noviembre de 2022 Juan Sánchez
tiempos-modernos-b
Cuanto más corrupto es el Estado

Cuanto más hablamos de política, más importancia le damos. Es curioso, en países socialmente evolucionados –no es el caso del nuestro–, los medios muy raramente se hacen eco de actuación política alguna. Se da por entendido que los políticos son meros empleados del ciudadano, y por ello han de ser altamente eficientes en su labor o serán decapitados por el pueblo, vía electoral, of course.

Y en todo caso, la mayor demostración de que un país democrático funciona con la máxima fluidez política –eficacia y vehemencia incluidas en el cargo–, es la máxima que nuestros cargos públicos juran, prometen y etc, sobre una ejemplar de nuestra carta magna, aquello de la conciencia y el honor, y tal pascual, total…

En esos otros estados el juramento es un protocolo sobreentendido, nunca forzado, siempre cumplido, y a la mínima duda, es el propio responsable político quien se adelanta a los medios de comunicación reponiendo a manos del pueblo su cargo y rogando encarecidamente la benevolencia social. Incluso, si todo termina en un mal entendido, un nimio traspié en su vida personal, hay que tener muchos, pero muchos cojones y una integridad a prueba de bombas mediáticas para ejercer el mayor rango de humildad que obliga la nobleza y dimitir con carácter irrevocable. Con un par, sí señor, ¡Chapeau!

Por otro lado, y ciñendo al flanco nacional, no podemos imaginar esta morralla politiquera reflejada en tales comportamientos de honorabilidad y responsabilidad pública, ¿Por qué será? Tal vez, porque la historia nos pone en antecedentes del negocio, negociazo, que en este país se lleva desde el inmemorial amanecer del mamoneo político. Es de sentir vergüenza ajena que no pase día que no salte a la prensa mercenaria algún nuevo escándalo entre esos “representantes” electos. Será verdad, será mentira, es un diario maldito en la crónica política de la nación. Sufrido país que calla lo intolerable, como ratones del laboratorio del doctor bacterio sometidos a putadas mil para ver su capacidad de aguante.

Es como aquella cancioncilla que catábamos cuando íbamos de largo viaje en el maravilloso 600 –que también lo cargaba todo–, soniquete inagotable de la España del sufrimiento cual tornillo de Arquímedes: “Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña, como veía que no se rompía, fue a buscar a otro elefante…” Los mismos españoles admirados por el canciller alemán Otto von Bismarck; esos, aquellos, estos que aguantan carros y carretas, penan, se sobreponen una y otra vez y consiguen salir adelante a pesar de sus políticos. Un país con el sentir más atroz descrito por el poeta: “El sentimiento de tener la esperanza muerta” –F.G. Lorca.

“Spain is different”. Eslogan ideado por Manuel Fraga para cambiar para siempre la imagen de España. ¿En serio? ¿En serio ha cambiado España? En serio ha cambiado algo en este país del abismo interior y la barrera política lejos el toro de la miseria, mientras el pueblo se enfrenta a los peores morlacos al toque de un tambor de enroñada hojalata, un pito barato de feria barata y un pandero sin sonajas. Porque fiesta y pan casi nunca faltaron, casi nunca faltan. Pero nunca habrá reposo junto al fuego sagrado para los pobres sin rango; y menos en este invierno que anuncian apocalíptico los bocachanclas de la política, mientras se rascan los güevos sin poner remedio en sus bravatas.

He ahí el miedo en las alturas, he ahí la legislación talmente carcelaria, he ahí las medidas de protección institucional, he ahí la porquería en la conciencia del legislador. La proliferación de normas, la imposición y el férreo control social son el eco del miedo de puertas adentro. De ahí las palabras de Tácito, la corrupción en el estado crea conciencias sucias y se protegen del pueblo porque creen que piensa como ellos… ¡Imbéciles, cobardes! El pueblo nunca tomará conciencia del pleno poder, posibilidad que ya os encargáis de impedir a toda plana; pero, nunca se sabe…

Por eso, y por mucho más, reinicio el sistema operativo, reprogramo conciencia, consciencia e intenciones personales. Porque hablar de política en este país de GENTUZA al mando, es rebajarse al barrizal de la mierda y dejarse arrastrar al juego de Joseph Goebbels: “Lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal” y “Miente, miente, que algo quedará, y cuanto más grande sea la mentira más gente la creerá”… Estamos en precampaña electoral, no olvidemos el meollo del asunto, paisanos, que en política todo, absolutamente todo vale… O aún seguís pensando que surgirá un líder carismático, honesto, buena gente y salvador de los desheredados del mundo cruel.

Os voy a dejar un comentario para pensarlo solo un rato: “Malditos, malnacidos, aquellos que hacen fortuna con las penas y el dolor de los pueblos”. Y Punto.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

YOUTUBE: youtube.com/@impactoespananoticias

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

libro-familia

LA FAMILIA CUESTIONADA, OTRO DRAMA

JOSÉ JUAN CANO VERA
Opinion 08 de diciembre de 2022

El PSOE y sus aliados preparan una Ley de la Familia que probablemente sea un misil ideológico, abriendo otras heridas en la sociedad española

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN