content="aHR0cHM6Ly9pbXBhY3RvZXNwYW5hbm90aWNpYXMuY29t" />

Impacto España Noticias Impacto España Noticias

Un estudio revela que la vacuna de refuerzo en los jóvenes no compensa los beneficios con los efectos adversos

Con las crecientes pruebas de efectos adversos graves para los jóvenes de la vacuna, que tanto la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, como Pfizer reconocieron que no detiene la transmisión

Salud y Bienestar 16/12/2022 Impacto España Noticias Impacto España Noticias
f.elconfidencial.com_original_b30_df2_581_b30df2581e5f303b60bdf5905fc3a74d-e1671068380158
VACUNACION

Según un estudio revisado por expertos y publicado en The BMJ Journal of Medical Ethics, los posibles beneficios de la vacuna de refuerzo COVID-19 no compensan los daños para los jóvenes de entre 18 y 29 años.

Los investigadores realizaron una evaluación de riesgos y beneficios y un análisis ético utilizando datos de Pfizer, Moderna y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Concluyeron que “se espera que los mandatos de refuerzo en adultos jóvenes causen un daño neto”.

Más de 1.000 universidades e institutos de EE.UU. exigen la vacuna COVID-19 a los estudiantes internos y más de 300 exigen el refuerzo. Los estudiantes que no la cumplen corren el riesgo de ser dados de baja.

Los autores del estudio del BMJ concluyeron que las universidades no deberían imponer la vacunación de refuerzo.

Los investigadores calcularon que, en un periodo de seis meses, entre 31.207 y 42.836 adultos jóvenes de 18 a 29 años, no infectados previamente por COVID-19, tendrían que recibir una tercera vacuna ARNm de refuerzo.

También anticiparon que se producirían al menos 18,5 acontecimientos adversos graves entre el grupo reforzado durante ese tiempo, incluyendo en varones, 1,5-4,6 casos de miopericarditis asociados al refuerzo, que normalmente requerirían hospitalización.

Por cada 32 hospitalizaciones evitadas, se producirían 593,5 acontecimientos adversos graves.

Los investigadores también previeron que por cada hospitalización evitada se producirían entre 1.430 y 4.626 casos de acontecimientos adversos lo suficientemente graves como para impedir que las personas realicen sus actividades cotidianas habituales.

Los autores afirman que cualquier mandato de vacunación debe basarse en el principio de salud pública de “proporcionalidad”, es decir, que los beneficios deben ser mayores que los riesgos. Hasta ahora no se había realizado ninguna evaluación de riesgos y beneficios.

En abril, el Dr. Paul Offit, miembro del consejo asesor sobre vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA), en un artículo publicado en el New England Journal of Medicine, pidió a los CDC que realizaran un análisis de riesgos y beneficios de las vacunas para los jóvenes.

Los CDC aún no han llevado a cabo tal estudio. En respuesta, el autor principal, el doctor Kevin Bardosh, explicó en Twitter que su equipo de bioéticos, epidemiólogos, juristas y clínicos “aceptó el reto”.

Basándose en su evaluación empírica de riesgos y beneficios, los autores argumentaron que los mandatos son “contrarios a la ética” porque pueden resultar en un daño neto esperado para los jóvenes.

Añadieron que los mandatos no se basan en una evaluación de riesgos y beneficios actualizada y estratificada por edades, y que los daños esperados no superan los beneficios para la salud pública “dada la eficacia modesta y transitoria de las vacunas contra la transmisión”.

Los mandatos también violan el principio de reciprocidad, según los autores, porque los daños de las vacunas no se compensan de forma fiable y las vacunas pueden provocar daños sociales más amplios, como el ostracismo social de las personas no vacunadas y la pérdida de fe en las instituciones públicas.

Los autores del estudio de The BMJ concluyeron que:

“Los mandatos generales para los jóvenes ignoran datos clave, conllevan daños sociales más amplios y/o abusos de poder y podría decirse que socavan la confianza y la solidaridad sociales en lugar de contribuir a ellas”.

“Los mandatos han provocado reacciones, resistencia y enfado”.

Los mandatos de vacunación en institutos y universidades suscitan controversia, sobre todo en el caso de las vacunas de refuerzo, ya que algunos sostienen que se basan en la política y no en la medicina.

El año pasado, un comité asesor de la FDA votó abrumadoramente en contra de reforzar a la población general, incluidos los adultos jóvenes sanos, pero el gobierno de Biden y los CDC anularon esta recomendación.

“En realidad existe una controversia, una controversia fundamental entre los expertos del mundo de la vacunología, sobre la conveniencia de los refuerzos en los jóvenes”, declaró Bardosh a The National Desk.

“La mayoría de la gente ha recibido la vacuna COVID, que proporciona una protección muy duradera, equiparable a la de dos o incluso tres vacunas si no se ha contraído el virus”, añadió.

En febrero, los CDC calcularon que el 63,7% de los adultos de entre 18 y 49 años, tanto vacunados como no vacunados, tenían anticuerpos contra el SRAS-CoV-2 inducidos por la infección.

Esto, combinado con las crecientes pruebas de efectos adversos graves para los jóvenes de la vacuna, que tanto la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, como Pfizer reconocieron que no detiene la transmisión, llevó a muchos a cuestionar los mandatos.

Han aumentado las peticiones para poner fin a los mandatos. Según el estudio, 

https://universitybusiness.com/calls-for-end-to-covid-19-vaccine-booster-mandates-growing-in-higher-ed/

peticiones contra los mandatos, con un apoyo considerable. Las peticiones en Change.org hacen referencia a instituciones como Stanford, George Mason, UMass, University of Scranton, University of Notre Dame, University at Buffalo, SUNY Stony Brook, Siena College, Manhattanville College, Le Moyne College, Merrimack College, DePauw University, Virginia State University, Salve Regina University, Montclair State University y California State University.

Algunos profesores universitarios han enviado cartas abiertas a sus instituciones, incluida una carta de los administradores de la Universidad de California a finales de noviembre en la que exigen que se ponga fin al mandato de los patrocinadores.

La semana pasada, la Dra. Naomi Wolf, ex alumna de Yale, becaria de Rhodes y periodista, habló en una manifestación contra el mandato de vacunación de Yale. “Poniendo a Yale sobre aviso”, dijo que si Yale continúa con el mandato de los refuerzos de COVID-19:

“tendrá sangre en sus manos por dañar a mujeres y hombres jóvenes y sanos. Las vacunas COVID-19 no detienen la transmisión pero sí causan múltiples daños irreversibles, por lo que no tiene ningún sentido ordenarlas.

“Yale, NO coacciones a menores y adultos jóvenes para que dañen sus vidas y se sometan a una peligrosa inyección ilegal, que viola la Convención de Ginebra, que viola el Código de Nuremberg, que viola los derechos humanos básicos…

“¡La coacción no es consentimiento!”

El Representante Estatal Republicano de Ohio, Scott Lipps, presentó un proyecto de ley que prohibiría los mandatos de la vacuna COVID-19 en los colegios y universidades de Ohio. Lipps dijo al Comité de Educación Superior y Preparación Profesional de la Cámara:

“Al exigir vacunas y discriminar a las personas que deciden no recibirlas, no sólo estamos tomando decisiones de salud muy íntimas para nuestros estudiantes, sino que les estamos mostrando que su educación, elección y autonomía tienen menos sentido y no están bajo su control”.

Lla Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó una ley que incluía la anulación del mandato de la vacuna COVID-19 para los militares. El Senado aún tiene que aprobar la ley. El Presidente Biden, que dijo que se oponía a eliminar el mandato, no ha dicho que vaya a vetarlo.

A pesar de la evolución de los datos sobre el bajo riesgo de los jóvenes de COVID-19 grave y el alto riesgo de efectos adversos de la vacuna ARNm, los CDC lanzaron recientemente una nueva subvención, ofreciendo 1,5 millones de dólares en fondos de investigación para que las universidades estudien cómo aumentar la aceptación de la vacuna COVID-19 entre los estudiantes.

Publicaron la oportunidad de financiación en noviembre y aceptarán solicitudes de subvención hasta el 13 de enero de 2023.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

YOUTUBE: youtube.com/@impactoespananoticias

WhatsApp: 635967726

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IENTV, Copyright IEN,2023. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional

IEN

google-site-verification: google03bd3530c88ce86c.html