Los coches eléctricos, de desastre en desastre

El coche eléctrico sigue teniendo dificultades para implantarse y su fracaso se empieza a ver en cada vez en más países

Noticias 26/06/2024 VP
coche-electrico-2048x1893
Los coches eléctricos

El coche eléctrico sigue teniendo dificultades para implantarse y su fracaso se empieza a ver en cada vez en más países
La red de cargadores de alta potencia en Europa apenas supone poco más del 10% de los algo más de 600.000 puntos de carga existentes.

Son muchos los problemas que está teniendo la implantación del coche eléctrico, que van desde un precio muy caro, la falta de despliegue de puntos de recarga y el tiempo de carga, las explosiones e incendios, el mantenimiento y el coste de las baterías, y que están haciendo que cada vez menos personas opten por este medio.

La falta de despliegue de puntos de recarga y, encima, no son de carga rápida
La red de recarga sigue siendo uno de los frenos más importantes en la actualidad en Europa, pues no es solo que haya muy pocos cargadores sino que, además, apenas uno de cada ocho cargadores públicos en la Unión Europea es de carga rápida, lo que quiere decir que, de los poco más de 630.000 puntos de carga en los 27 países del bloque, los cargadores de corriente alterna (CA) estándar con capacidades inferiores a 22 kW representan más de siete de cada ocho, según denuncia la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea).

Así, los cargadores rápidos de corriente continua (CC) capaces de suministrar más de 22 kW de electricidad solo representan alrededor del 13,5% del total.

Diferencias entre cargadores de CA y de CC
La patronal explica que los cargadores de CA – o de carga lenta- se utilizan principalmente para aplicaciones de carga más lenta, lo que los hace ideales para hogares, lugares de trabajo y áreas públicas como supermercados e instalaciones de ocio.

Sin embargo, los cargadores de CC (de carga rápida) están diseñados para una carga rápida y se encuentran a menudo a lo largo de autopistas y autopistas principales, permitiendo opciones de recarga en tiempos reducidos para los conductores en viajes largos, pero en la práctica hay una gran carencia de ellos.

Y es que la falta de una red sólida de infraestructura de carga de este tipo es un factor conocido que desalienta a los compradores de vehículos a optar por modelos eléctricos, un fenómeno común conocido como «ansiedad por la autonomía«, señala la asociación.

No parece lógico que se quiera convencer – mejor dicho sería imponer- a los europeos que se pasen a los vehículos eléctricos, y la recarga de los coches eléctricos no sea tan fácil – ni mucho menos-como lo es hoy en día repostar a los coches de gasolina.

Mientras no se tenga una red densa de cargadores rápidos públicos y fáciles de usar, sin tener que esperar en largas colas. y que faciliten los viajes de larga distancia mitigando la falta de autonomía de las baterías, será imposible el uso de los coches eléctricos

En España, infraestructura de recarga muy deficitaria con tiempos de recarga de 3 horas
En el caso de España, durante el primer trimestre de este año la infraestructura de recarga de acceso público ha alcanzado los 32.422 puntos de recarga operativos, 3.121 más que en los datos de cierre de 2023, un crecimiento incluso inferior al registrado durante el anterior trimestre.

La red de carga ultrarrápida, la que se necesita para repostar en las carreteras, superior o igual a 150 kW dispone tan solo de 2.103 puntos de esta potencia, lo que representa apenas el 6,5% de la red total.

El progreso de esta red es fundamental tanto para acercar los tiempos de recarga a los de repostaje de los vehículos de combustión como para facilitar el desempeño de la actividad para los vehículos de mercancías o pasajeros. Mientras esto no ocurra no habrá nada que hacer

De igual manera, solo el 25% de la infraestructura de recarga de acceso público en España corresponde a carga con potencia superior a 22 kW.  Así, el 75% de los puntos de recarga de acceso público totales son de baja potencia, lo cual implica hablar de tiempos de recarga mínimos de tres horas.

IMG_20240619_170705_860El TSJM ve "excesivos" los reproches de la Fiscalía a Goyena y avala la causa por la querella del novio de Ayuso

Y además, un 20% no funcionan
Y a todo ello hay que señalar que el número de puntos de recarga fuera de servicio sean un total 8.645.

Esto supone un 21% sobre los más de 41.000 puntos de recarga de acceso público instalados en España, una red que podría ser mucho mejor si se pusieran a funcionar esa gran cantidad de puntos inoperativos, bien por encontrarse en mal estado, averiados o por problemas burocráticos que les impiden conectarse a la red de distribución eléctrica,

En definitiva, independientemente de aspectos ideológicos en las que la agenda 2030 nos quiere imponer el coche eléctrico, así como el mal y peligroso funcionamiento (arden las baterías y dejan de funcionar con el frío) y el elevadísimo coste de las baterías (cuesta casi como un coche nuevo en muchos casos), razones que ya de por sí sería suficiente para no comprarse un coche eléctrico, encima, la deficitaria y nefasta red de recarga imposibilita el uso del coche eléctrico…salvo que quieras tenerlo permanentemente en el garaje

Comparte en Redes Sociales

Apoya el periodismo independiente y crítico 

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Haz tu Donación

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Whassapt Impacto España: https://chat.whatsapp.com/DkvQU3OzEzz1Ih524CPUd7

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

YOUTUBE:https://youtube.com/@impactoespananoticias

Odysee: https://odysee.com/@impactoespa%C3%B1anoticias:a

WhatsApp: 635967726

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto

Suscribete a Impacto España Noticias

IENTV, Copyright IEN,2024. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional

IEN