Impacto España Noticias

CARTAGENA Y LA REVOLUCIÓN FRANCESA

Para el actual ayuntamiento cartagenero, la gente, los cartageneros estamos muy por detrás de los intereses de cualquier partido político

Opinion 12 de agosto de 2021 Juan Eladio Palmis
revolucion-francesa-ct

  
 Si el covid y los euros me lo permiten, cuando venga un poco el frío me gustaría darme una vuelta por un par de archivos parisinos, al objeto de documentar algunos asuntos sobre la novela que estoy escribiendo ahora, titulada por el momento, “La Reina que Enseñaba el Culo”, basada en un probable hecho real, pero que, como siempre, el clero católico, que tanto le gusta los palacios, metió la cuchara para sacar una tajada descarada.

Y de paso investigar porque estoy bastante convencido que en el meollo de la Revolución Francesa, tuvo que haber más de un cartagenero tratando de “hacer méritos” para ver si al nene o a la nena lo colocaban en Versalles en la casa real, y jodía la revolución en la medida de sus posibles.

Hoy, en una España endeudada mucho más arriba de las cejas, es probable que Cartagena sea la única ciudad cuyas gentes soportan alegre y felizmente la existencia de tres alcaldes con sus asesores, coches oficiales y desplazamientos triplicados para no hacer absolutamente nada. Y con tales parámetros sociales únicos en España, y en una ciudad donde ni la justicia a la murciana vive ya, reúne todos los requisitos necesarios para que algunos cartageneros estuvieran jodiendo la revolución diciendo que los reyes no están de reyes por capricho y vanidad, sino que lo están por designio directo de dios, tal y como ya aceptan los desmadres y los derroches políticos en Cartagena.

Todo el despotismo al que los franceses le dieron el pasaporte para que marchara fuera de sus fronteras, visto lo visto que se ve ahora mismico en Cartagena, se lo tuvo que traer algún cartagenero en su día, y lo sembró por sus calles y plazas y ha dado un cosechón de  tres pares de güevos, porque es muy difícil encontrar un ayuntamiento y unos partidos políticos, sin olvidar la inutilidad de los grupos políticos municipales, a sus aportaciones sociales os remito por fuera de una sola concejala, y todo va discurriendo dentro de un gastazo económico sin control, que con vestirse de domingo creen nuestros déspotas y no instruidos políticos, que  todo está solucionado.

Viendo como está discurriendo todo en Cartagena, la única solución que nos queda a los ciudadanos, y no a todos, como es lógico, es acamparnos en la Plaza de los Héroes de Cavite y Santiago de Cuba, echar de la plaza el vergonzante o vergonzoso aparcamiento de los funcionarios que aparcan en ella, y no levantar el campamento hasta que una  gestora de vecinos no se haya hecho  cargo del  Ayuntamiento, al que los partidos políticos, todos, y la Trinca de “correvehazijode” sean despojados y juzgados por sus horribles actuaciones contra el medio ambiente, el patrimonio local heredado y el resultante, y comprobar el tratamiento dado hasta del último euro público.

Un proceso social vecinal así, ya se ha dado en algunas localidades españoles; y tiene mucha más legalidad y, sobre todo, necesidad de surgir, porque es totalmente impredecible en los daños irreversibles que gente como la que actualmente dirige a Cartagena, puede ocasionarle a una ciudad que ya no aguanta más el envite en su contra de los que están ocupando cargos que consideran que son suyos y que los cartageneros son unos enemigos furibundos a combatir y joder al mejor estilo real versallesco francés.

Porque es muy probable que el despotismo que llevó al Tercer Estado francés, al pueblo, a las gentes, a levantarse cuando la Revolución Francesa, nos lleve a muchos a acampar hasta que la presión popular obligue a tanto enemigo como tiene la ciudad, a que se marchen con el “Negro del Muelle”.

En Francia, las gentes eran, para la monarquía el Tercer Estado social después del clero y la nobleza. Para el actual ayuntamiento cartagenero, la gente, los cartageneros estamos muy por detrás de los intereses de cualquier partido político y de todos y cada uno de los ocho o diez amichis y sociedades adjudicatarias de servicios y especuladores.

Salud y Felicidad sin covid.

Sureste Press


  
  
 
  
  

Te puede interesar

Crónica celestial

Borja Ruiz García
Opinion 07 de agosto de 2021

La familia y amigos, se preparan para su entierro y tratan de enjugar como pueden las lágrimas.

IMG-20210813-WA0011

Telediarios de Agosto

Julio Moreno
Opinion 13 de agosto de 2021

 Desafortunadamente, este último año, el telediario ha perdido su capacidad de sorpresa e, incluso me atrevería a decir, su utilidad de información general

Lo más visto

SUSCRIBETE

suscribete a Impacto España Noticias

impactoespaña,entrevistas, españa, noticias

noticiasdeactualidad, deportes, politica, nacional, internacional , noticias España!

españa noticias d

periodico digital nacional

politica, nacional, españa, noticias, deportes, internacional