Impacto España Noticias

EL LOCO AÑO 193: EL AÑO DE LOS CINCO EMPERADORES DE ROMA

Siempre será recordado como un annus horribilis en la historia del Imperio romano

Sección Histórica 03 de octubre de 2021 Carlos Llanas
5emperadores

EL LOCO AÑO 193: EL AÑO DE LOS CINCO EMPERADORES DE ROMA

El año 193 (aunque con un periodo extra de tres años) siempre será recordado como un annus horribilis en la historia del Imperio romano, ya que fue el principio del fin del mayor imperio visto en Europa hasta ese momento. Ese año 193 fue un año que resume lo que sería este imperio hasta el fin de sus días: luchas por el poder, traiciones, conspiraciones… Hoy vamos a repasar qué pasó en este año en Roma, un año en el que gobernaron hasta 5 emperadores diferentes.

 El principio de la locura

¿Qué mejor manera de empezar el año que estrenando emperador? Eso debió pensar el prefecto del pretorio Quinto Emilio Leto cuando preparó el plan para eliminar al emperador Cómodo para poner al prefecto y cónsul Publio Helvio Pertinax. Cómodo era emperador desde hacía 13 años tras suceder a su padre, el gran Marco Aurelio. Tal como se ve en la película Gladiator, Cómodo, a base de dinero, se ganó el favor del pueblo y del ejército.

Sin embargo, también era muy excéntrico: participaba en las luchas de gladiadores. Por otro lado, hay que recalcar que a Cómodo jamás le interesó gobernar. Viendo estas actitudes impropias de un emperador, Leto conspiró con la ayuda de la amante del emperador, Marcia, para que, el 31 de diciembre del 192 envenenara a Cómodo. Este se lo tomó, pero lo vomitó. Aun así, Leto quería acabar la faena y envió al liberto Narciso que estranguló a Cómodo. Con la muerte de Cómodo, la dinastía antonina también moría. 

El 1 de enero del año 193, Pertinax era coronado. El reinado de Pertinax duraría hasta el 28 de marzo. Durante sus 86 días como emperador, Pertinax quiso reconducir la situación financiera y administrativa de Roma porque se había despilfarrado mucho en los últimos años y la corrupción estaba a la orden del día. Pertinax se ganó la enemistad de la guardia pretoriana que esperaba que el nuevo emperador les recompensara por ayudarlo a ascender.

Según las fuentes que tenemos, el emperador cumplió, pero no lo suficiente. A principios de marzo, Pertinax evitó una conspiración en su contra que pretendía substituirlo por el cónsul Quinto Sosio Falcó. Los conspiradores fueron ejecutados, pero Falcó fue perdonado. El día 28 de marzo, un contingente de pretorianos llegó al palacio imperial. Pertinax envió a Leto para que los calmara y este se les unió.

El emperador trató de razonar con ellos, pero fue asesinado. Tras matar a Pertinax, los pretorianos empezaron a subastar el trono imperial al mejor postor.

 De mal en peor

El puesto de emperador se disputó entre dos hombres: Tito Flavio Suspiciano y Marco Dido Severo Juliano. El primero era el suegro del recién muerto emperador Pertinax y el segundo era un acaudalado que había sido criado por la madre de Marco Aurelio. Suspiciano ofreció 20000 sextercios a cada pretoriano por el trono; Dido ofreció 25000 sextercios. Dido Juliano era el nuevo emperador.

Los 66 días de reinado de Dido serán recordados por la gran oposición a este emperador por parte del pueblo romano y por parte de los estamentos políticos y militares. A las pocas semanas de su nombramiento, Dido ya tenía que hacer frente a una revuelta liderada por el Albino, que recibia el apoyo de las legiones de la Galia y de Britania, Septimio Severo, que era apoyado de las legiones de la Panonia, del Danubio y del Rin, y Prescenio Níger, que tenía el apoyo de sus tropas de Siria y de las tropas del emperador arsácida Vologases V.Albino y Severo se dirigieron hacia Roma y Dido ordenó a los pretorianos preparar la ciudad, que nos les gustó que les usaran como paletas y escaparon dejando al emperador sin protección.

Severo, que era el más poderoso de los rebeldes, recibió la lealtad del Senado que lo nombró emperador el día 9 de junio tras haber ordenado el asesinato de Dido el día 1. Hasta el último momento, Dido quiso mantenerse en el poder hasta el punto de ofrecerle la cogobernanza a Severo que la rechazó matando al mensajero.

A su llegada a Roma, Septimio Severo desmanteló a la guardia pretoriana, buscó y asesinó a los responsables de la muerte de Pertinax y restituyendo su memoria.

Septimio Severo sería el último emperador de este mal año 193 y seguiría como emperador hasta el año 211. Aun así, su reinado estaría envuelta todavía en enfrentamientos armados para consolidar su poder. Pescenio Níger fue nombrado emperador por sus propias legiones en marzo del 193 y, además, contaba con el apoyo de las provincias ricas de Oriente como Egipto. Las tropas de Severo y de Níger se verán las caras en una serie de batallas en Asia, donde el emperador de Roma saldría victorioso.

Pescenio Níger moriría en el 194.Por su parte, Albino, al que nombró sucesor y cónsul en el año 194, se rebeló en mayo de 196 al ver que Severo quería iniciar una nueva dinastía imperial.Severo derrotaría a Albino en la batalla de Lugdunum en febrero del año 197.

 Aunque todo no se cerrara hasta 3 años más tarde, así acababa el movidito año 193 en Roma. Un año que pasó a la historia como el año de los cinco emperadores, el cual ya presagiaba el fin del (ya no tan gran) Imperio romano.

 

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

suscribete a Impacto España Noticias

impactoespaña,entrevistas, españa, noticias

noticiasdeactualidad, deportes, politica, nacional, internacional , noticias España!

españa noticias d

periodico digital nacional

politica, nacional, españa, noticias, deportes, internacional