Impacto España Noticias Impacto España Noticias

PASOS LARGOS: EL ÚLTIMO BANDOLERO

La vida de bandolero, el mismísimo Don Quijote de Cervantes

Sección Histórica 19 de diciembre de 2021 Carlos Llanas
pasosbuena

Los bandoleros son aquel mito romántico de la España de los siglos XVIII y XIX, Era la realidad social de la época que llegaron hasta aparecer en algunas de las grandes obras de la literatura española y universal tales como en el mismísimo Don Quijote de Cervantes. A pesar de que su etapa de mayor actividad fueron estos 100 años, muchos desconocen que el fenómeno del bandolerismo en nuestro país no terminó hasta principios de los años 30 del siglo XX y hoy vamos a hablar brevemente de la historia del último bandolero, Juan Mingolla, más conocido como “Pasos Largos”.

 Inicio del mito
Juan José Mingolla Gallardo nació el 4 de mayo de 1873 en el pueblo malagueño de El Burgo, justo al lado de la Serranía de Ronda. Poco se conoce de su infancia, pero se cree que fue muy dura y basada en la subsistencia a través de la agricultura y la ganadería. “Pasos Largos” (apodo heredado de su padre), con apenas 20 años, fue llamado para participar en la Guerra de Cuba entre 1895 y 1898.

Tras el Desastre del 98, Mingolla regresa a España enfermo, con su hermano y su padre recién fallecidos, con un hermano pequeño que se fue de casa tras casarse y habiéndose de quedar al cuidado de su anciana madre. Debido a toda esta serie de catastróficas desdichas, “Pasos Largos” adquirió su personalidad huraña, distante, introvertida y solitaria. Finalmente, la madre murió en 1901 y, de esta manera, Juan Mingolla pudo acabar haciendo lo que siempre le había gustado: vivir en el bosque y cazar.

 Pasos Largos se había instalado por completo en las montañas y vivía de lo que cazaba. Sin embargo, esa vida era más dura de lo que parecía porque el futuro bandolero se había ganado la enemistad de diferentes señores terratenientes que consideraban a este hombre como un cazador furtivo porque cazaba en sus terrenos.

Uno de estos terratenientes, José Cantos del cortijo de El Chopo ordenó a uno de sus guardas, Pepe “El Tribulero”, que se reuniera con la Guardia Civil para detener al furtivo. Pasos Largos, engañado por el guarda, fue atrapado por dos guardias civiles y fue llevado al cuartel de Ronda donde fue brutalmente castigado. El 6 de mayo, Pasos Largos salió de la cárcel y se dirigió al Cortijo de El Chopo donde asesinó a Pepe “El Tribulero” y a su hijo para vengarse. Tras estos actos, Pasos Largos se acabó convirtiendo en el bandolero que pasó a la posteridad con sus constantes rifirrafes con la Guardia Civil.

 La vida de bandolero
"Pasos Largos", durante los años siguientes, estuvo haciendo lo típico de bandolero: asaltar transeúntes, secuestrar y extorsionar para sacar un buen botín. Uno de sus golpes más curiosos fue contra el terrateniente Diego Villarejo.

“Pasos Largos” tendió una emboscada a este rico propietario. El bandolero le ordenó bajar del caballo y, tras ver que no llevaba nada, ordenó al criado de este que fuera a Ronda a buscar dinero a cambio de la vida de su amo. Mientras el hombre iba a Ronda, Villarejo y Mingolla compartieron horas de conversación. Cuando regresó el trabajador, este le dio 60 duros y Villarejo le entregó su reloj de bolsillo y su escopeta y el terrateniente y su criado se fueron sin ningún rasguño.

 El 7 de agosto de 1916 “Pasos Largos”, finalmente, fue capturado. La Guardia Civil atrapó al bandolero gracias a la ayuda de un pastor y su mujer que vivían en una choza situada en la ladera del Cerro Mures. El bandolero había entablado una amistad con un cabrero y su esposa de la zona que lo acogían a menudo. Tras ganarse su confianza, la mujer del cabrero y la Guardia Civil prepararon un plan para atrapar a “Pasos Largos”.

El plan consistía en invitar al bandolero a comer a la casa e invitarle a un café que tendría adormidera, una planta que hace dormir a las personas. El plan funcionó a la perfección, pero, en el momento de llegar la Benemérita, “Pasos Largos” despertó y huyó. Sin embargo, se produjo un tiroteo en el que el bandolero resultó herido y, horas más tarde, Juan Mingolla aparecía en Ronda y se entregaba a las autoridades.

Mientras era llevado a prisión, cientos de personas intentaron liberar al esposado entre vítores, no obstante Juan Mingolla “Pasos Largos” fue condenado a cadena perpetua pasando estadas en las cárceles de Figueres, el Puerto de Santa María y Málaga.

 El último bandolero
A pesar de la cadena perpetua, Juan Mingolla solo estuvo en la cárcel 15 años. En 1932, el Gobierno de la nueva República lo indultó y regresó a Ronda donde, paradojas del destino, fue contratado por Diego Villarejo, el rico propietario que había secuestrado en el pasado. Sin embargo, esa vida no era para Mingolla que lo dejó para volver a la caza y al bandolerismo “Pasos Largos” pasó 8 meses en la cárcel por caza furtiva y, tras salir, volvió al bandolerismo.

El 18 de marzo de 1934, la Guardia Civil sorprendió al bandolero en una cueva en Sierra Blanquilla, al lado de El Burgo y se produjo un tiroteo. El sargento de la Guardia Civil Gil Ramírez atacó por la espalda a “Pasos Largos”, que le iba a disparar a quemarropa, y el agente le disparó antes. “Pasos Largos” murió casi en el acto.

De esta manera, el bandolerismo en España llegaba a su fin.

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

Impacto Espana Noticias,Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

Política,Noticias