Impacto España Noticias

En Madrid hay dos líderes fuertes, Ayuso y Almeida

Es su oportunidad para apuntalar el liderazgo de Casado en su camino hacia La Moncloa

Politica 05 de septiembre de 2021 ELM
Screenshot_20210801_101321
Screenshot_20210801_101321

En Génova 13 no hay cajas de mudanza ni nada por el estilo. En la sede histórica del PP todos están volcados en la convención nacional que se abrirá el 27 de septiembre en Santiago y acabará el 3 de octubre en la plaza de toros de Valencia, después de pasar por Valladolid, Madrid, Córdoba y Cartagena.

Es su oportunidad para apuntalar el liderazgo de Casado en su camino hacia La Moncloa y de incorporar al partido más ‘talentos’, a todos los niveles, sin preguntar a nadie de dónde viene, sino a dónde va, como asegura Teodoro García Egea.

La entrevista vuelve a ser en la sede de Génova. ¿Para cuándo la mudanza prometida?

Esos procesos tienen que hacerse bien, sin prisa, pero sin pausa. El lugar escogido por el PP al que trasladar nuestra sede tiene que cumplir los requisitos que reflejen la nueva etapa en el partido: apertura, transparencia, participación, implicación de todos.

El PP abre el curso primero en las encuestas. Pero la legislatura se presenta larga, la recuperación económica ha empezado y Pedro Sánchez puede remontar.

 Nadie atribuye la recuperación económica a Pedro Sánchez, todo lo que depende de él está lastrando a los españoles, como la cesta de la compra, el precio de la luz y el empleo. Igual pasa en la crisis del Covid, nadie atribuye el éxito de la vacunación a Sánchez, porque ha sido de las comunidades.

Sánchez no ha querido comparecer en el Congreso y se resiste a convocar el debate sobre el estado de la Nación. ¿Debería regularse este debate para no depender de la voluntad de un presidente?

 Sería deseable. Habría que dotar de cierta objetividad a que el presidente del Gobierno, sea del signo que sea, tenga que comparecer obligatoriamente cada cierto tiempo para dar un informe sobre el estado de la Nación en un debate monográfico.

Mientras hablamos, el precio de la luz sigue batiendo récords.

Ya sabemos que la nueva ley educativa pretende desterrar la regla de tres, pero yo le ayudo a Pedro Sánchez a hacer una. Si con un 8 por ciento de subida de la luz tenía que dimitir Rajoy, con un 200 por ciento, qué tiene que hacer Pedro Sánchez. El Gobierno está claramente agotado en ideas y en equipos, no tiene un plan claro.

 Casado ya ha anunciado que derogará la ‘ley Celaá’ de Educación. ¿Qué hará con la ‘ley Castells’?

Castells demuestra que no conoce la universidad española. Cuando lleguemos al Gobierno, derogaremos la ‘ley Castells’ e impulsaremos un pacto universitario.

Se han cumplido mil días con el Consejo General del Poder Judicial caducado. ¿Queda margen para reconducir esta falta de acuerdo?

 Que los jueces elijan a los jueces no es una propuesta solo del PP, sino también del comisario europeo de Justicia, que es del Partido Socialista. Yo pediría al PSOE que primero se organicen, se pongan de acuerdo y luego hablemos en serio de esto. Lo que Casado lleva diciendo tres años, ahora empiezan a decirlo muchas asociaciones, muchos jueces y fiscales. Ahora ya hay un procedimiento en marcha y hay que utilizar el modelo actual. Lo que pedimos es que se nos dé una garantía de que la siguiente renovación, dentro de cinco años, se haga dentro de los estándares europeos.

¿Una garantía es una declaración de Sánchez, un acuerdo escrito o una reforma legal?

Visto lo que valen los acuerdos y las declaraciones del presidente del Gobierno, es evidente que necesitamos avanzar en una reforma. Hoy toda España sabe que en el primer Consejo de Ministros de Casado se aprobará el reforzamiento de la independencia judicial, y también que parte del CGPJ podrá ser elegida entre los jueces.

¿La condición del PP es inamovible?

No se trata de una posición negociadora, sino de principios básicos. Los principios no se negocian, se ejercitan.

Entonces no descarta que acabe la legislatura sin acuerdo.

Es una posibilidad. Nosotros hemos sido transparentes, no nos hemos movido. El que el PP no se mueva en este momento para reforzar la independencia de la Justicia es un gran servicio a España.

En este inicio de curso, ¿el PP da por completada la absorción del electorado de Ciudadanos?

Conforme han avanzado nuestros gobiernos locales y regionales, hemos visto una revolución de promesas cumplidas. Ese era uno de los debes que tenía el PP. El PP asumió un desgaste importante durante la crisis de 2011, y esto llevó al incumplimiento de alguna de las promesas que se habían hecho en campaña. Eso no puede volver a pasar. Mucha gente que votó a Ciudadanos desencantada porque en su momento el PP no cumplió con su palabra hoy ve a un PP que cumple y vuelve. Eso, unido a una gran estrategia de ensanchamiento de la base, ha permitido que muchos votantes de otros partidos estén volviendo al PP.

¿Van a seguir los fichajes?

En este momento hemos terminado nuestra renovación provincial, ahora iniciamos la regional. Hay muchas personas que se están acercando de nuevo al PP. Nuestras puertas están abiertas y vamos a seguir incorporando talento, sin preguntar a nadie de dónde viene, sino dónde quiere ir. La incorporación de talento va a ser un asunto clave este año para el PP, para reforzar nuestros cuadros provinciales, regionales y también nacionales.

¿Veremos a Albert Rivera en la convención nacional?

La convención se está ultimando, las mesas no están cerradas, y veremos a mucha gente de la sociedad civil, que estuvo en política y luego abandonó para irse a la actividad privada. Pero no puedo confirmar nombres.

Usted lo ficharía en el PP…

Yo creo que es una persona valiosa, que en este momento no está pendiente de volver a la política, por lo que yo hablo con él y con su entorno.

En algunos sectores del PP ven con recelo su acercamiento al partido porque puede desestabilizarlo.

Nuestro partido siempre se ha construido sumando. Lo hizo Manuel Fraga en su momento, y ahora estamos en una situación muy parecida. Yo entiendo y escucho la opinión de mucha gente dentro del partido, pero el PP necesita ser un partido de puertas abiertas y por eso hemos reservado la plaza de toros de Valencia con un mensaje claro: el Partido Popular está aquí, hay partido, hay equipo y hay propuestas. Será un acto multitudinario para que todo aquel que quiera volver pueda hacerlo.

Casado ha recuperado el orgullo de ser del PP incluso para aquellos que en su momento no nos votaron y la plaza de toros de Valencia será un hito histórico en su camino hacia La Moncloa.

¿El PP también quiere absorber al votante de Vox, o en ese terreno no compiten?

Nosotros hemos llegado a acuerdos con 13 partidos en las últimas elecciones. Puedo hablar de la PPSO, del PI, Foro Asturias, Navarra Suma, de Ciudadanos, en algunos sitios de Vox, y puedo hablar de Más Costa Tropical, un pequeño partido en la costa de Granada.

Nosotros queremos lanzar a esos votantes un mensaje claro: en las próximas elecciones o vamos juntos o será imposible sacar a esta alianza de radicales. Y a los votantes de esos partidos que nacen de la defensa del territorio también les lanzo un mensaje: el PP es un partido nacido del territorio que quiere construir una España que atienda las diferentes necesidades territoriales.

¿Pueden estar a la vez en la centralidad y en el terreno de Vox para recuperar sus votantes?

Este año el PP ha roto ese eje que pretendía establecerse entre firmeza y moderación para abrir un nuevo eje: el PP es el partido que más se parece al territorio, ese es el partido que estamos construyendo y estamos siendo receptores de todo tipo de votantes.

Sí, pero al final en el PP está Feijóo y también Ayuso. ¿Dónde se sitúa Casado?

Pablo Casado no puede estar entre dos presidentes autonómicos, está en la coordinación de las políticas nacionales para que la traslación a los territorios sea conforme a la idiosincrasia de cada uno.

Hay quien sostiene que cualquiera de los dos puede hacer sombra a Casado y acabar optando a su puesto.

Me alegra mucho que haya gente que piense que hay presidentes autonómicos o alcaldes, como es el caso de José Luis Martínez-Almeida, que puedan tener un liderazgo y responsabilidades más importantes que las que tienen ahora, porque eso significa que Pablo Casado lo está haciendo bien. Ha sabido construir equipos y dar oportunidades a personas que luego crecen.

¿Conocía usted la decisión de Ayuso de ser candidata al PP de Madrid?

La verdad es que hablo con frecuencia con Ayuso y en este punto, como no está convocado el congreso, entiendo que a mí no me lo puede comunicar. Hay que ser muy respetuosos con el proceso.

El anuncio puede ser el inicio de una presión para adelantar el congreso del PP regional.

Bueno, no lo creo. Hasta donde conozco a Isabel Díaz Ayuso y a su equipo no creo que quieran ejercer ningún tipo de presión a la dirección del partido, porque ellos están ejerciendo la presión directamente contra Sánchez, que es el verdadero adversario que tiene el PP. Ahí estamos todos a una, el congreso se va a celebrar en el primer semestre de 2022. Lo mejor en estos casos es no despistarnos del verdadero propósito de los políticos: transformar las ideas y principios en acciones de gobierno.

¿Ayuso es la mejor opción para presidir el PP de Madrid?

En Madrid hay dos liderazgos muy consolidados, tenemos a Isabel Díaz Ayuso y a José Luis Martínez Almeida, y mantengo el apoyo a las personas que lo están haciendo bien y lideran proyectos ganadores. El PP de Madrid ha tenido muchos modelos, y tenemos que hacer una reflexión sobre los que funcionan. Y el modelo con Pío García-Escudero al frente, con Isabel Diaz Ayuso en la Comunidad y Almeida en el Ayuntamiento, ha funcionado bien.

¿Y si ha funcionado bien por qué hay que cambiarlo?

Esa reflexión tendremos que hacerla cuando se convoque el congreso.

Ayuso ha empezado el curso pisando fuerte y ha anunciado la eliminación de todos los impuestos propios.

Me parece muy bien. Nuestros presidentes autonómicos tienen que trabajar al servicio de los ciudadanos y qué duda cabe que Isabel Díaz Ayuso lo está haciendo, al igual que López Miras en Murcia o Feijóo en Galicia. Es el ejemplo de cómo Pablo Casado marca las lineas y luego los presidentes autonómicos lo aplican, cuando las circunstancias lo hacen posible.

Pero Ayuso se ha adelantado a todos al suprimir esos últimos impuestos propios. ¿Está marcando el camino al resto de barones?

Yo creo más bien que Pablo Casado marcó el camino ganando el congreso nacional y poniendo unas bases sólidas sobre las que los gobiernos autonómicos debían transitar. Luego los gobiernos de libertad que conformamos con los pactos que hicimos desde aquí, desde la sede nacional del partido, permitieron que las autonomías tomaran ese tipo de decisiones.

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

suscribete a Impacto España Noticias

impactoespaña,entrevistas, españa, noticias

noticiasdeactualidad, deportes, politica, nacional, internacional , noticias España!

españa noticias d

periodico digital nacional

politica, nacional, españa, noticias, deportes, internacional