Impacto España Noticias Impacto España Noticias

El hundimiento de frente del Donbas es el fin para Ucrania

El colapso del “discurso oficial” bien puede presagiar el próximo colapso de las fuerzas de Kiev en el Donbas, que a su vez puede llevar al colapso de las partes restantes del Estado ucraniano

Internacional 01 de junio de 2022 Impacto España Noticias Impacto España Noticias
images
Zelensky

El colapso del “discurso oficial” bien puede presagiar el próximo colapso de las fuerzas de Kiev en el Donbas, que a su vez puede llevar al colapso de las partes restantes del Estado ucraniano. Zelensky se ha dado cuenta de lo que está en juego y, por lo tanto, ha decidido no mentir tanto como antes, ya que esta secuencia de acontecimientos es cada vez más imposible de negar.

Los principales medios de comunicación occidentales dirigidos por Estados Unidos ya no pueden mentir diciendo que Kiev está ganando en el frente oriental de Ucrania, después de que sus propios funcionarios admitieran sorprendentemente que no es así. Radio Free Europe/Radio Liberty, controlada por el gobierno estadounidense, informó el miércoles de que el propio Zelensky, nada menos, reconoció que la situación allí es “extremadamente difícil” y que su asesor principal, Arestovich, lamentó que el ejército ruso esté “logrando algunos éxitos tácticos, que amenazan con convertirse en éxitos operativos en dirección a Lisychansk y Severodonetsk”.

El jueves, Newsweek tituló un artículo: “Rusia se impone mientras el ejército ucraniano reconoce una situación difícil”, citando a un miembro de su personal. Arestovich también hizo otra aparición, esta vez reconociendo que Rusia “logró acumular reservas antes que nosotros”, desmintiendo así la noticia falsa de que sus fuerzas armadas estaban prácticamente exangües, al haber perdido supuestamente un tercio de sus efectivos durante la operación militar especial de Moscú en Ucrania.

El asesor principal de Zelensky también fue citado diciendo que “la situación en el frente empeorará, es posible que se produzcan cercos”. Esto se produce después de que un periodista de ABC News citara a uno de los portavoces de Zelensky diciendo que las fuerzas rusas superaban en número a las de Kiev por un factor de 7. Queda claro, pues, que el “discurso oficial” del conflicto ucraniano ha pasado del triunfalismo y las fantasías de “castigar a Rusia” al pánico palpable, al quedar claro que todas las fake news anteriores están a punto de ser desmentidas categóricamente por los acontecimientos sobre el terreno en el Donbas.

Por lo tanto, la segunda fase de la operación especial rusa puede calificarse de éxito rotundo, ya que ha aplastado a las fuerzas de Kiev y, en consecuencia, ha revelado que todo lo que había estado diciendo sobre la “victoria” hasta ahora eran noticias falsas. Zelensky ya no puede mentir descaradamente en cada comparecencia pública, que una de las fuentes estadounidenses de la CNN calificó con razón de “operación de información” y, por tanto, de pura propaganda, porque ya no es creíble. Ahora se ve obligado a acercar el “discurso oficial” a la verdad, para crear una sensación de urgencia en todo el mundo.

El objetivo es acelerar el flujo de ayuda militar extranjera a sus fuerzas, mientras que algunos de los aliados occidentales de Kiev dirigidos por Estados Unidos, como Alemania, dan largas, mientras que otros sugieren que ceda territorio a Rusia. Este último punto le ha llevado a comparar hipócritamente a Rusia con los nazis, mientras que anteriormente se había burlado de que Moscú comparara el actual conflicto con la Segunda Guerra Mundial. Arestovich, por su parte, ha perdido completamente la calma y ha empezado a despotricar contra los que susurran sobre este escenario.

Todo esto sugiere que ni los 40.000 millones de dólares de ayuda militar de Estados Unidos a Kiev ni la profundidad estratégica obtenida por el entrenamiento de sus fuerzas en territorio de la OTAN es el cambio de juego que algunos analistas de medios alternativos predijeron que sería, al menos no en lo que respecta a la batalla por el Donbas. Si hubiera funcionado, entonces Zelensky y su camarilla no estarían visiblemente asustados hasta el punto de demostrar que su anterior “discurso oficial” sobre la victoria de Kiev no era más que una noticia falsa, y estarían tan obviamente a la defensiva sobre las sugerencias pragmáticas de ceder territorio a Rusia.

Incluso si tienen pánico en este momento, son literalmente incapaces de acelerar el flujo de ayuda militar extranjera a sus fuerzas, porque estas cosas están sucediendo a su propio ritmo, independientemente de los desplantes de Zelensky y otros. Todo lo que pueden hacer es presionar a sus pares y esperar que la sociedad civil extranjera complemente sus esfuerzos para solicitar y obtener aún más ayuda militar en las próximas semanas, en un último y desesperado intento de impedir que las Fuerzas Armadas Rusas realicen un gran avance hacia el [rio] Dniéper y quizás más allá.

Pero esto podría ser ya un hecho consumado, si las mejores fuerzas de Kiev en el país son pronto rodeadas y, por tanto, neutralizadas militarmente. Lo único que podría entonces frenar el ritmo del avance militar ruso sería la militarización de las zonas residenciales por parte de Kiev. Por ello, los avances rusos han sido lentos pero constantes en los últimos tres meses.

Sin embargo, si el resto de las fuerzas de Kiev se retiran, podrían retroceder hacia el [rio] Dniéper de forma desordenada, sin querer arriesgar sus vidas en el camino solo para frenar a las fuerzas armadas rusas, especialmente después de haber demostrado su incapacidad para detenerlas en el Donbas.

En tal escenario, la acelerada ayuda militar extranjera que Zelensky y su camarilla están tan desesperados por obtener lo antes posible podría entonces ser sólo útil para evitar que las fuerzas rusas crucen el [rio] Dniéper hacia el este de Ucrania, y para tratar de contener su cabeza de playa en el sur de Ucrania, al norte de Jerson. Dependiendo de la distancia y la velocidad del avance de Rusia hacia este río tras un posible avance militar en el Donbas, la propia existencia de [Ucrania] podría estar literalmente en juego, en cuyo caso el este y el sur podrían reunirse con Rusia, mientras que el oeste podría confederarse formalmente con Polonia.

No podemos asegurar que esto ocurra, pero es un escenario cada vez más plausible, si leemos entre líneas el nuevo pánico de Zelensky y compañía sobre la situación militar en el frente oriental ucraniano. La “propaganda heroica” en torno a la operación psicológica en la Isla de la Serpiente y el “fantasma de Kiev” también ha sido desmentida nada menos que por ellos mismos, de modo que sus fuerzas ya no tienen motivación para luchar hasta el final contra las fuerzas armadas rusas, especialmente tras la humillante rendición del batallón Azov en el Azovstal de Mariupol, después de haber prometido luchar hasta la muerte.

El colapso del “discurso oficial” bien puede presagiar el próximo colapso de las fuerzas de Kiev en el Donbass, que a su vez puede conducir al colapso de las partes restantes del Estado ucraniano. Zelensky se ha dado cuenta de lo que está en juego y, por tanto, ha decidido no mentir tanto como antes, ya que esta secuencia de acontecimientos es cada vez más imposible de negar. El pánico de su camarilla y de él mismo por la situación en el frente oriental ucraniano pretende acelerar el flujo de ayuda militar extranjera, no para darles ventaja en la batalla por el Donbass, sino más bien para defender todo lo que hay al oeste del [rio] Dniéper.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Whaatsapp: 635967726

Te puede interesar

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN