Impacto España Noticias Impacto España Noticias

Estados Unidos atraviesa la peor escasez de leche en polvo para bebés de la historia

Inflación, regulaciones excesivas, intervención estatal en el mercado y un gobierno corrupto crearon la fórmula perfecta para que Estados Unidos se quede sin leche en polvo para bebés

Internacional 17 de mayo de 2022 Impacto España Noticias Impacto España Noticias
descarga (1)
BEBE

En los últimos meses, miles de estadounidenses habían empezado a reportar que había desabastecimiento de leche en polvo para bebés. El gobierno ignoró estas denuncias y en varias conferencias de prensa, la vocera presidencial Jen Psaki trató esta situación de “conspiraciones de la extrema derecha”.

Pero hoy es una realidad que aqueja a los casi 4 millones de bebés nacidos en el último año. Millones de familias denuncian que la leche en polvo básica escasea, y que las leches en polvo con vitaminas, las más usadas por recién nacidos que necesitan el suplemento, directamente no se pueden encontrar en ningún mercado del país.

Desde ya, como nos dice la teoría económica, siempre que hay escasez de un producto, es porque hubo una intervención del Estado. Y una pequeña investigación nos permite llegar al núcleo de este problema: Joe Biden y el gobierno demócrata.

Desde la Casa Blanca aseguran que la reciente clausura de una fábrica en Michigan, tras encontrarse que la leche preparada tenía pequeños trazos del patógeno Cronobacter sakazakii, es la causante del desabastecimiento.

Sin embargo, hay cientos de fábricas en todo el país que producen uno de los productos más básicos del mercado. Además, estas “baby formulas” se retiran del mercado todos los años y nunca crearon un colapso en los supermercados ni requieren que las farmacias instauren un racionamiento de leche al estilo soviético. Así que algo más está pasando aquí.

Lo que está realmente de fondo aquí es un endurecimiento injustificado de las regulaciones para la leche en polvo, que ha derrumbado las importaciones de Europa. El año pasado, Biden instruyó a la FDA a que pusiera normas más estrictas para la mayoría de productos que salen de Europa.

Esto llevó a que por tecnicismos en el etiquetado, color del polvo o incluso el material utilizado en el empaquetado, la importación de prácticamente todas las marcas europeas fueron frenadas.

Esto no siempre fue así. Parece ser que hay un grupo de lobby de las empresas que hacen leche en polvo en Estados Unidos que están pidiendo hace años que se impongan mayores restricciones a los productos que llegan de Europa.

En 2019, este grupo de lobby intentó que Trump impusiera más regulaciones, pero luego de que un estudio del Instituto Nacional de Salud (NIH), tan venerado en estos días por la pandemia, encontró que muchas fórmulas europeas cumplen con las pautas nutricionales de la FDA y, de alguna manera, incluso podrían ser mejores que las fórmulas estadounidenses, porque la Unión Europea prohíbe ciertos azúcares, como el jarabe de maíz, y exige que las fórmulas tengan una mayor proporción de lactosa, Trump no dio lugar a los pedidos.

Pero este grupo no desistió y volvió a intentar con Biden, quien rápidamente accedió e impuso nuevas regulaciones en un mercado que ya estaba altamente regulado.

La escasez empezó a notarse a fines del 2021, cuando se empezaron a terminar los stocks generados durante el 2020, que vio un récord de ventas de leche en polvo, y las empresas estadounidenses no lograron cumplir con la producción que supliría la demanda para el año siguiente.

Entre la incertidumbre por la inflación, la recesión y el hecho de que en 2021 todavía había fuertes restricciones sanitarias que impedían el normal funcionamiento de las fábricas, las empresas que tienen el control de la producción de leche en polvo, fallaron en cumplir con la demanda.

La política de “baby formula” de Estados Unidos ha generado estragos en el mercado en los últimos años, una bomba que hace mucho tiempo está a punto de estallar. 

Desde la década del ’80, el Departamento de Agricultura tiene un grupo especial llamado WIC, abreviatura de Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños, que brinda una variedad de servicios a mujeres lactantes y sus niños pequeños. 

Desde el 2009, tras una serie de reformas introducidas por Obama, el WIC se convirtió en el mayor comprador de fórmula infantil en los Estados Unidos, y solo hace negocio con tres empresas, que rápidamente se hicieron con el control del mercado: Abbott, Mead Johnson y Gerber. Estas tres empresas representan el 95% de las ventas del mercado.

Un mercado interno oligopolizado por contratos preferenciales del Estado a sus empresas amigas, un fuerte bloqueo regulatorio a las importaciones impulsados por el lobby de estas mismas empresas, y un gobierno federal corrupto que permite todo esto. La fórmula exacta para la escasez de algo tan básico como leche en polvo para bebés.

 Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegram, Newsletter

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Twitter: https://twitter.com/impactoSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

Te puede interesar

descargar (1)

  AQUELLAS MISERABLES GENTES 

Juan Eladio Palmis
Opinion 03 de julio de 2022

La cultura en Usa brilla por su ausencia y ha sido sustituida por el dólar: la moneda más falsa de todo el planeta tierra

Lo más visto

SUSCRIBETE

Suscribete a Impacto España Noticias

IEN, Copyright IEN,2022. Todos los derechos reservados.

Noticias

Periódico Digital Nacional, Noticias Políticas, Noticias Judiciales

IEN